Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de catedraparalapazvenezuela.over-blog.es

La Paz, ¿Una posibilidad humana?

28 Noviembre 2010 , Escrito por catedraparalapazvenezuela.over-blog.es

S5030212

LA PAZ... ¿UNA POSIBILIDAD HUMANA?

Por Carlos E. Villamizar

 

La paz es un término polisémico y en consecuencia sus múltiples significados, obligan a especificar, de qué paz estamos hablando, cuando hablamos de la paz.

El Diccionario de la Real Academia (D.R.A.E), nos ofrece las siguientes acepciones del término:

1. Situación o relación mutua de quienes no están en guerra

2. Pública tranquilidad o quietud de los Estados, en contraposición a la guerra o a la turbulencia

3. Tratado o convenio que se acuerda entre los gobernantes, para poner fin a una guerra

4. Sosiego o buena correspondencia de unas personas con otras, especialmente en las familias, en contraposición a las disensiones y pleitos

5. Reconciliación, vuelta a la amistad o a la concordia

6. Virtud que pone en el ánimo tranquilidad y sosiego, opuesto a la turbación y a las pasiones

7. Genio pacífico, sosegado y apacible

No se encuentran incluídas aqui, todas las significaciones de este término, pero nos bastan a los fines de la siguiente reflexión.

Lo primero que notamos en estas precisiones acerca de la paz es que muestran al memos tres niveles de impacto que van, desde la paz entendida como una experiencia individual y subjetiva (puntos 6 y 7), pasando a la implicación grupal de la experiencia compartida entre un colectivo limitado como la familia o la comunidad de vecinos (puntos 4 y 5), hasta la consideración de la paz como aspiración humana entre los pueblos de esta ahora llamada aldea global (puntos 1, 2 y 3).

Así las cosas, es posible pensar en la paz como una posibilidad real y accesible, como un valor internalizable en el espíritu de los individuos y de los pueblos con repercusiones concretas en el plano comportamental, en el marco de las relaciones informales y formales de los individuos ..?, o bien, se trata de una utopía inalcanzable, motivo de discusión para ingenuos mas o menos bien intencionados que no quieren ver el infierno en que ha convertido el hombre su historia..?

Ello obliga a considerar las posibilidades de la paz, en los diferentes niveles en que ésta puede expresarse vislumbrando su factibilidad.

En cuanto a la paz como experiencia individual Sartre refirió en alguna ocasión que el hombre es aquello que él hace, con lo que otros han hecho de él. En otras palabras, el hombre es un ser determinado por su biología (su herencia genética), determinado por su psicología (sus pulsiones y motivaciones conscientes e inconscientes) y determinado por su historia (su herencia cultural), su contexto. En tal escenario, en el cual el hombre es una suerte de títere, tirado de las cuerdas de sus múltiples condicionamientos, sin libre albedrío o con solo una ilusión de libertad, la discusión sobre la paz como posibilidad humana no tiene sentido. La posibilidad de que actúe en forma violenta o pacífica, será una simple reacción a los estímulos biológicos, psicológicos o sociales a los que quede expuesto a cada momento de su devenir.

Sin embargo, esta camisa de fuerza determinista puede ser desmentida, tal vez, desde sus mismos puntos de origen. Veamos; hoy día se acepta porque así lo han demostrado los genetistas, que hasta el 60% del temperamento de un niño está determinado genéticamente por los padres. Sin embargo, hoy día también es sabido, que gracias al mecanismo psicológico de la identificación, los infantes pueden hacer el contraestilo total con la personalidad de los padres, sin importar las tendencias que los genes inducen en el temperamento. Mas allá del temperamento heredado, el carácter, fruto de la experiencia del niño en interacción con su medio ambiente, puede hacer que ese 40% restante de personalidad, sea un resultado distinto al previsto por la hipótesis del determinismo genético. Entendido de esta manera, las edades tempranas, antes de los 7 anos constituirán períodos del desarrollo esenciales para la internalización de las actitudes favorables a la paz, tales como la tolerancia, la cooperación y la solidaridad.

En cuanto al determinismo psicológico se afirma que el niño adviene al mundo dotado de pulsiones que determinan su apetito alimenticio, su apetito sexual y su apetito de violencia ( pulsión tanática) que impregnará su inclinación, incluso desde lo inconsciente para hacerlo proclive a un comportamiento violento, pues este a probado su utilidad como instrumento para la defensa de la especie. Erich Fromm denominó a esta pulsión necrofilia, en el sentido de todas aquellas pulsiones destructivas y auto destructivas inherentes a la naturaleza del hombre. Pero Fromm agrega que junto con las pulsiones antes mencionadas coexisten también las pulsiones eróticas ( biofilia) y que solo el equilibrio entre estas dos fuerzas, a permitido al hombre su evolución como raza y como sociedad.

Las pulsiones de la biofilia están orientadas al placer a la procreación y a la cooperación y probablemente estén en la génesis de la experiencia subjetiva de la paz. en este sentido es posible crear los espacios educativos formales e informales donde se refuercen los valores de la vida encontraposición de los valores de la muerte.

Esto sin embargo, no es un aspecto que contemplen los pensa educativos y es muy probable que tampoco esté en la mente de los planificadores y directores educativos. Educar para la paz pasa por el camino de hacernos más concientes de la naturaleza de nuestros condicionamientos pero también de nuestra libertad para entender y escoger la paz como un buen negocio para nuestra salud mental, nuestra convivencia social y nuestra supervivencia como especie.

 

Ms. Psicología Clínica. Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo

Lic. en Psicología. Universidad Central de Venezuela

 

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post